La imagen corresponde a la segunda aportación que hoy está llevando a cabo el Ayuntamiento de San Fernando a la Semana Santa isleña. Tras los avances en la colocación de los más de doscientos exornos en forma de balconeras y fundas y la disposición de uno de los reposteros de manera simbólica por parte de la alcaldesa Patricia Cavada, esta misma tarde se ha estado construyendo in situ la rampa de madera que permitirá que los cortejos penitenciales procesionen por el centro de la Plaza de la Iglesia cuando procede de la Calle Rosario.

De esta manera, los pasos lucen mucho más al avanzar por el corazón de la plaza en lugar de hacerlo como hasta ahora por el lateral hasta la entrada del Hotel Salymar y realizar maniobras también arriesgadas para sortear los obstáculos de ese enclave.