Es lo que ocurre en estas latitudes. No es tópico, solo realidad. Las previsiones meteorológicas que se pueden manejar especifican lluvia a la una de la madrugada, y quizás en otras partes no tan afectadas por los cambios del viento acierten. Pero el Golfo de Cádiz es otra cosa.

Y aunque los anuncios de agua marcaban ya bien entrada la noche y madrugada, eran las ocho de la tarde cuando los partes en general adelantaban esa probabilidad a las 22 horas. Y ni siquiera aguantó a esa hora. Un buen nubarrón se dio prisa por aparecer desde Cádiz y la lluvia hizo acto de presencia en lo que hasta ese momento había sido un Domingo de Ramos en La Isla tremendamente excepcional. Seguir leyendo “La lluvia prevista de madrugada se adelantó, trastocando los planes de un Domingo de Ramos multitudinario”