El Ayuntamiento ha comenzado a actuar en la Plaza del Rey en el tramo comprendido entre las calles General Valdés y Las Cortes que se encuentra afectado por la valla de seguridad de las obras del Palacio Consistorial y que forma parte del itinerario de cofradías isleñas cuyos cortejos procesionales utilizan la citada plaza tras salir de Carrera Oficial o ir hacia ella.

La intervención que Vías y Obras está haciendo en este lugar es para el carrusel de coros que se celebrará en estos próximos carnavales, que ha sido trasladado del Parque Almirante Laulhé a la Plaza del Rey para ir convirtiendo este lugar en el centro de la actividad festiva de la ciudad. Pero esta actuación también servirá para el siguiente acontecimiento importante para la ciudad: la Semana Santa. En concreto, lo que más preocupaba a las hermandades es si los pasos podían pasar por la esquina en la que se cruza la calle Hermanos Laulhé con Las Cortes, dado que sus ramas se extendían hasta el centro de la calzada y se desconocía lo frondoso de éstas y si había posibilidad de podarlo sin afectarlo más allá de su traslado.

Efectivamente, se ha podido recortar el árbol al tratarse de ramas secundarias y se ha dejado la distancia suficiente para el paso de las andas procesionales. El Ayuntamiento había solicitado en su día al Consejo de Hermandades y Cofradías las medidas de los pasos más altos y anchos de la ciudad para solventar este problema, si bien algunas hermandades ya han anunciado que saldrán de Carrera Oficial y bajarán por Dolores en lugar de subir hacia Isaac Peral. Quieren evitar también las aglomeraciones de Las Cortes como zona de bares.

El Ayuntamiento también está nivelando el suelo con una capa de hormigón, de manera que no habrá escalón entre el borde de la Plaza del Rey y la valle perimetral de las obras del Consistorio, así se facilitará también el tránsito de los cortejos y los pasos.