Un año más, una peregrinación más. Los romeros isleños han iniciado, en la mañana de este lunes 29 de mayo, el camino hacia la aldea almonteña para vivir la esperada fecha del salto de la reja en la madrugada del próximo domingo. Antes, el viernes, la corporación letífica isleña se presentará ante la Blanca Paloma, con su simpecado entronizado en la carreta blanca y azul que, desde hoy recorre calles, carreteras y caminos desde el punto de origen, la iglesia de la Sagrada Familia, hasta la sede canónica de la Reina de las Marismas.

Hoy ha comenzado la romería para la filial isleña con una eucaristía en la parroquia de la feligresía de la Bazán. Alrededor de una hora después, la comitiva ha emprendido camino hacia la arteria principal de la ciudad, la calle Real, por un itinerario distinto al del pasadas ediciones. Los caballos que preceden al cortejo abrieron camino por Colón, San Rafael y Plaza de la Iglesia para llegar hasta el primer templo algunos minutos después de las doce del mediodía, donde el hermano mayor de la Hermandad del Rocío, José Luis Cordero, hacía entrega de una ofrenda floral al Patrón San José. La iglesia fue un hervidero de romeros y de niños de colegios del centro de la ciudad, como los de La Salle, cuya comunidad escolar había programado esta visita e incluso fabricaron simpecados infantiles que precedían a cada grupo. También hubo una parada para pedir la intercesión del Regidor Perpetuo de La Isla, Nuestro Padre Jesús Nazareno, delante de cuyo altar se cantó una emotiva sevillana con el Señor de La Isla en su letra relacionándolo con el simpecado y la carreta rociera.

Posteriormente, la carreta se detuvo en la puerta del Centro de Congresos, apenas unos metros más allá, donde la alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada, entregó a la hermandad una bandera de San Fernando que fue colocada en un mástil “y que llevaremos orgullosos. Que la Virgen del Rocío proteja a San Fernando, nos dé salud y trabajo”, señaló José Luis Cordero instantes antes de dar vivas a la Reina de las Marismas, el Pastorcito Divino y San Fernando.

La comitiva recorrió la calle Real deteniéndose en puntos como la iglesia vaticana de San Francisco, cuyo párroco, Gonzalo Núñez del Castillo, salió a saludar a los romeros. Los colegios La Salle y Miramar fueron otros dos lugares donde se paró la carreta con el simpecado isleño ante los aplausos de los alumnos de ambos centros.

Ya alrededor de las dos de la tarde, la hermandad de Carmen recibió a los rocieros isleños en la iglesia de la Patrona, donde tuvo lugar otra ofrenda y palabras de aliento y fe hacia los romeros. No sólo en la comitiva iban fervorosos del Rocío de San Fernando, ya que en su recorrido matutino fueron acompañados por hermanos de otras filiales, como los de la hermandad de San Roque.

El Parque Sacramento fue nuevamente el lugar para descansar, donde se lleva a cabo el ‘rengue’ como es conocido popularmente. Ya esta tarde han partido hacia Sanlúcar de Barrameda, en donde esta noche pernoctarán junto a las hermandades filiales de La Línea y Chiclana, aguardando el embarque mañana martes a las 11:00 horas.

Toda la información sobre la romería 2017 facilitada por la hermandad isleña se puede consultar pinchando aquí.

Álbum fotográfico de David Luis González:

 

Álbum fotográfico (Ayuntamiento de San Fernando y Aurora Ruiz Rodríguez):

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar