Como cada Viernes Santo, y ya van siete años, la cuadrilla del recordado capataz isleño Francisco Martínez ‘Paco el Pureta’, emprende camino hacia Ceuta para cargar el paso de palio de María Santísima del Amor, titular mariana de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración, María Santísima del Amor y San Juan Evangelista.

Con el estilo de carga isleño, los hombres de esta cuadrilla llevan a gala cargar en Ceuta el palio de esta cofradía, que es una de las más señeras del municipio ceutí. Este año además se han sacado la espina del Viernes Santo de 2018, cuando el cortejo tuvo que regresar a la iglesia de África a toda prisa por la incesante lluvia.

La cuadrilla isleña que cada año va a Ceuta está capitaneada por Javier Calle y Rubén Palma como capataces. “Con cada salida procesional nos hemos sentido más en casa, más entre compañeros, más entre amigos”, se expresaban ya cuando finalizaron aquella salida penitencial del Viernes Santo de 2018. Sólo cargan el paso de palio porque el del misterio con el crucificado de la Expiración va a ruedas.

La base de la cuadrilla la han conformado estos años cargadores que han portado los pasos de la hermandad isleña del Gran Poder, si bien también se han venido incorporando miembros de otras cuadrillas como la que portan los pasos de Misericordia o Columna. En junio del año pasado también fueron a Ceuta a cargar el paso de la Virgen del Amor en la Procesión Magna que tuvo lugar en esta ciudad autónoma.

“Dejamos sobre sus espaldas uno de nuestros mayores valores como es nuestra imagen de la Virgen del Amor, con la plena confianza de saber que está en buenas manos para que, con el estilo de La Isla, la lleve por las calles de Ceuta”, se ha expresado la hermandad en estos años de confianza hacia los hombres de ‘Paco el Pureta’ que atendieron en su momento al llamamiento de la Expiración en momentos difíciles para encontrar cargadores.