Las hermandades isleñas han querido sumarse a los días de luto decretado por el gobierno central en honor de las víctimas del Covid-19. Dicho periodo de luto comprende desde la pasada madrugada del 27 de mayo hasta la media noche del 6 de junio.

Son varias las hermandades de nuestra ciudad las que han ataviado a sus titulares con la vestimenta de luto. Concretamente la hermandad de Ecce Homo, Servitas y Misericordia han decidido vestir a sus titulares totalmente de negro.

Por otro lado, hay hermandades que han apostado por darle un toque de sobriedad a sus imágenes marianas, María Santísima del Mayor Dolor de la hermandad de la Vera Cruz y María Santísima del Mayor Dolor en su Soledad, lucen mantos negros en lugar de burdeos.

María Santísima del Buen Fin y Amarguras llevan sendos pañuelos en sus manos.

Nuestra señora de la Paz, luce en su mano izquierda un rosario negro, y María Santísima del Amor, un fajín, el cual envuelve su cintura.

La Hermandad del Rocío que en días pasado debería de haber emprendido su camino hacia la aldea almonteña también ha colocado un crespón negro en el simpecado que se encuentra entronizado en el altar de la parroquia de la Sagrada Familia.

Por último otra de las imágenes que presenta signos en recuerdo de los fallecidos es el santo patrón San José, que porta la medalla de la Ciudad, el corazón de plata con las peticiones aportadas por los devotos y una medalla de la Virgen del Perpetuo Socorro en homenaje a los sanitarios.

Según a podido saber este medio, en los próximos días irán sumándose algunas imágenes más como será María Santísima de las Angustias de la hermandad de las Tres Caídas.