Como cada 16 de Julio, los isleños acuden fieles a su cita con la Santísima Virgen del Carmen coronada. Como es tradicional la jornada empezaba a las doce horas con el rezo del ángelus de felicitación a la santísima virgen. Rezo que fue llevado a cabo por el prior de la comunidad de padres carmelitas de San Fernando, fray Serafín Galindo López. En dicho acto también tomaron la palabra Rafael Roldán Tudela, General Comandante del Tercio de Armada, Patricia Cavada Montañes, alcaldesa de nuestra ciudad y Salvador Fornell Manito, hermano mayor de la corporación carmelitana.

El acompañamiento musical de este acto estuvo a cargo de la soprano Dolores Martínez Delgado acompañada el órgano por José Gonzalez Garcia.

Ya en la mañana del jueves 16, concretamente a las 11 horas se desarrolló la Solemne Función Eucaristica presidida por el padre carmelita Fray David María Alarcón Losa predicador de la novena.

Desde temprana hora se iban acercando fieles y devotos al templo carmelitano hasta completar su aforo, un aforo limitado que garantizaba un distanciamiento entre personas para salvaguardar la propagación del virus.

En cuanto a la representaciones civiles y militares, la solemne función contó con la presencia de representantes de la corporación municipal, la Armada Española, hermandades de la ciudad y parte de la corte de salineras del año 2019.

Tras la función religiosa, la Iglesia se mantuvo abierta hasta las dos de la tarde para que los fieles y devotos pudieran acercarse a la santísima Virgen.

Para finalizar los actos de esta jornada, a las 19 horas dio comienzo el acto de veneración a la Virgen del Carmen, acto que venia a sustituir la salida procesional de la patrona de la Isla, por las calles de San Fernando. Y que a su vez servía para poner punto y final a nueve  días de cultos internos.

Este acto ha tenido momentos de oración, música y baile. Comenzando con algunas oraciones leídas por varios hermanos carmelitanos, tras esto sonó la marcha ‘Coronación de la Macarena’ interpretada al órgano por José Gonzalez García y seguidamente el poema de José María Péma ‘Cargadores de la Isla’. Continuando con la parte musical se interpretaron unas alegrías de Cádiz a la voz de Manuel Lucas y Chari Benitez al baile, posteriormente el mismo Manuel Lucas le dedicó un fandango a la Santísima Virgen.

Cerraba el acto el padre fray David Alarcón Losa reitando la oración de magnificat, oración dedicada a la Santísima Virgen, la misma fue acompañada musicalmente por un violin y un violonchelo.