La hermandad de Columna ha desarrollado durante los pasados días 9,10,11 y 12 de septiembre Solemne Triduo en honor y gloria de María Santísima de las Lágrimas.

Cada día del triduo ha estado marcado por las intenciones correspondientes. El primer día de triduo las intenciones fueron por los afectados y víctimas de la  pandemia Covid-19. Por ello se procedió a encender un cirio para así pedirle a María Santísima de las Lágrimas que a través de su intercesión finalice pronto esta pandemia. Tras estos cultos este cirio permanecerá en el altar de diario junto a los sagrados titulares hasta que finalice la pandemia que afecta a nuestro país.

El segundo día de triduo fue especialmente dedicado a los hermanos, entregándose tras la eucaristía un diploma acreditativo a todos los hermanos que cumplen 25 años en la nómina de la hermandad del domingo de Ramos.

Ya en la jornada del tercer día del triduo, las intenciones se desarrollaron por los más necesitados de la feligresía. Tras la eucaristía el hermano mayor, Francisco Ramos hizo entrega de un presente, un cuadro de los titulares de la hermandad, al director de Cáritas Parroquial.  Destacando así la labor realizada por la hermandad de Columna la cual ha realizado un donativo a través de su bolsa de caridad ‘Virgen de las Lágrimas’ con un importe de 1520€ los cuales han servido para satisfacer las necesidades de 53 familias adscritas a cáritas parroquial de la Iglesia de San Pedro y San Pablo.

Tras este pequeño acto, se impusieron las veneras de la hermandad a los hermanos más pequeños de la corporación del domingo de ramos.

En la jornada del sábado 12 de septiembre y a partir de las 18 horas, dio comienzo el acto de felicitación a la Santísima Virgen de las Lágrimas. Un acto que contó con la intervención de varios hermanos.

Para finalizar este triduo, se desarrolló una Solemne Función a las 20 horas, eucaristía que fue oficiada por el Rvdo. Padre Antonio Pablo Jimenez Gil, vicario de la parroquia de San Pedro y San Pablo y los desagravios de nuestra ciudad.