En el inicio de la Cuaresma comparto tres “proyectos”, con motivo de la próxima Semana Santa.

El  Consejo de hermandades  y cofradías de La Isla de San Fernando ha  proyectado  la realización de una catequesis mediante altares en los distintos templos. La  respuesta del Arciprestazgo  ha sido la de no autorizar montar altares o itinerarios cofrades “al objeto de prevenir la salud de los posibles asistentes y de cumplir con las normas de seguridad previstas por las autoridades”, asegurando el Arciprestazgo que “los sacerdotes estamos dispuestos a ayudar a los hermanos cofrades a una mayor profundización y participación en los cultos de las distintas hermandades, en la celebración de los Oficios de la Semana Santa profundizando en los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección, y en la acción caritativa hacia los más pobres en estos tiempos actuales que vivimos”.

Parece ser que el Ayuntamiento de Antequera, con la colaboración de la Agrupación de Cofradías, tienen previsto celebrar una exposición magna de patrimonio cofrade bajo el nombre de «In Aeternvm» repartida en diferentes espacios de la ciudad.

El  Consejo de hermandades  y cofradías  de la ciudad de la bella bahía ha proyectado “La Pasión según Algeciras”’ que “escenificará los pasajes de la Pasión y Muerte de Jesucristo mediante todos los misterios representativos de las hermandades, disponiendo de una escenografía ambientada en la antigua Jerusalén y de los lugares en que históricamente tuvieron lugar los hechos acaecidos durante la Pasión”, respetándose  las medidas de seguridad que estén en vigor en el momento de inaugurarse esta muestra y  que tendrá como escenario cada una de las parroquias que albergan a las cofradías algecireñas. Proyecto consensuado con los Directores Espirituales, Consejo y Cofradías, que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Algeciras y que su  Delegada de Cultura ha presentado a la Consejera de Cultura y Patrimonio  de la Junta de Andalucía, quien lo ha acogido con gran interés.

Hace ya casi ocho años la  capilla lasaliana de la Estrella isleña albergó, con motivo de los actos de la celebración del Corpus, la  representación de la Santa Cena a partir de las imágenes secundarias de varias hermandades, presidida por la talla titular de Cristo Rey. Fue un acierto de la Comisión del Corpus con motivo de la doble conmemoración que marcó aquel año 2013: la celebración del Año de la Fe y la del  Bicentenario de la concesión del título de Ciudad de San Fernando a la villa de la Real Isla de León por parte de Las Cortes.  Año en el que también tuvo  lugar en La Isla  la Exposición “Las Hermandades y la transmisión de la Fe”, organizada por el Consejo Local de Hermandades y Cofradías de San Fernando con la colaboración del Ayuntamiento y el Arciprestazgo.

Decidido ya “sin procesiones“, no autorizado el  itinerario de altares,  con o sin  escenificaciones, con o sin exposiciones,  desde la incertidumbre de   como irán los contagios en esta cuarentena  cuaresmal,  pase lo que pase y ocurra lo que ocurra habrá Semana Santa (insisto en ello cansinamente) porque  inexorablemente llegará el viernes de Dolores, el HOSANNA del domingo de los ramos, transcurrirá una  anómala semana pasional, celebraremos presencial o digitalmente la conmemoración de la cena de las cenas, LA CENA DEL SEÑOR,  día del AMOR FRATERNO, el viernes de la más absoluta soledad la ADORACIÓN DE LA CRUZ, el sábado de la SEPULTURA DEL SEÑOR, participaremos en la NOCHE SANTA de la alegría de un nuevo RESURREXIT SICUT DIXIT  ! ALELUYA!, habrá tiempo pascual hasta PENTESCOSTES, a pulso con la pandemia, llegará la festividad de la TRINIDAD y celebraremos CORPUS CRISTI, aunque no podamos tener en las calles a la procesión de las procesiones.

Desde  los casi setenta años de mi vida entre recuerdos, vivencias, memoria histórica  y militancia activa en el seno de La Iglesia (incluyendo Hermandades), sesenta años contactando con realidades de nuestra y de otras  Diócesis  y más de  cincuenta años residiendo  “puente” entre La Isla y el Campo de Gibraltar considero  habitual el “contraste en actuaciones y decisiones”, que evidencian la autonomía de cada Arciprestazgo y de cada Diócesis, desde  realidades totalmente  distintas,  por lo que estimo que antes de perder el tiempo en  agravios comparativos, por absurdidad, y por la inutilidad de debates estériles nos dediquemos a continuar,  “.profundizando en los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección, y en la acción caritativa hacia los más pobres en estos tiempos actuales que vivimos”, no dejando pasar de largo  el ofrecimiento …. “los sacerdotes estamos dispuestos a ayudar”…… que se cumpla.