La hermandad del Rocío de San Fernando ha iniciado los actos previos a la festividad de Pentecostés y lo ha hecho con la tradicional misa de Romeros.

Una eucaristía que este año ha tenido la peculiaridad del cambio de horario, celebrándose de forma vespertina a las 20 horas. Una misa muy emotiva y que ha congregado en la parroquia de la Sagrada Familia a multitud de hermanos, fieles y devotos en este ‘Lunes de Salida’ diferente, pues hoy era el día en que los romeros isleños partirían hacia la aldea almonteña.

Por segundo año consecutivo, a causa de la pandemia, no puede celebrarse la Romería del Rocío, por eso se ha dotado estos actos previos con la “Esperanza de volver”.

Para la celebración de esta eucaristía, se ha dispuesto el simpecado isleño en un altar efímero sobre una alfombra de romero. La misa oficiada por el Rvdo. Padre José Manuel Carrascosa Moreno ha estado acompañada musicalmente por miembros del Coro Romeros de la Isla y ha contado con la representación de varias hermandades de la ciudad así el presidente del consejo de hermandades y cofradías y varios miembros de la corporación municipal con la alcaldesa Patricia Cavada al frente.

Durante la citada eucaristía se ha encendido la vela ‘Lágrimas de Vida’ así como se ha procedido a bendecir el romero que se situaba a las plantas del simpecado.

Para finalizar la celebración de la santa misa, la hermana mayor de esta corporación, ha trasladado el simpecado desde el presbiterio hasta el dintel del templo entre cantos y vivas a la Santísima Virgen.

La hermandad del Rocío continuará con estos actos entorno a la festividad de pentecostés el próximo sábado con la Veneración al Simpecado en horario de 17 a 20 horas. El domingo 23, festividad de pentecostés a las 12 horas tendrá lugar la Solemne Misa y por la noche se culminarán estos actos con el rezo del Rosario.