La Subcomisión Episcopal para la Juventud y la Infancia convocó el pasado fin de semana la séptima edición del Encuentro de Músicos Católicos, encuentro que se celebró en Burgos con motivo del octavo centenario de la catedral.

A este encuentro asistió el coro En clave de Dios de nuestra ciudad, coro fundado hace 27 años en la Iglesia de San Marcos Evangelista, aunque en su trayectoria también pasó por la parroquia San José Artesano. Su misión principal es dinamizar las misas dirigidas principalmente a niños y jóvenes, participando además en otros eventos solidarios, conciertos, y un largo etcétera.

Fueron cientos de jóvenes los que se dieron cita en este encuentro que comenzó el viernes 15 de octubre con un tertulia con los compositores Juan Susarte y César Hidalgo. Para las jornadas del sábado y el domingo se programaron tres ponencias. Una de ellas a cargo del periodista, director de cine, guionista y productor Juan Manuel Cotelo, fundador y director de la Fundación Infinito + 1, “La bondad me trajo a casa” fue el título de la charla que desarrolló el cantautor, músico y escritor italiano Francesco Lorenzi, miembro de la banda de rock The Sun, finalizando con la ponencia “Muéveme… a la Bondad”, la cual estuvo a cargo del sacerdote Fermín Negre, miembro del grupo IXCIS.

En el marco de este encuentro también se hizo entrega de los premios SPERA. Estos galardones nacieron el curso 2017-2018 para reconocer las piezas de la música católica en España publicadas el año anterior. En esa ocasión, debido a la pandemia, se valoraron los trabajos de los años 2019 y 2020. Este acto tuvo lugar en la capilla del Condestable de la catedral de Burgos.

Además en la catedral también se celebró la vigilia del sábado por la noche y la Eucaristía del domingo, presidida por el arzobispo de Burgos, Mons. Mario Iceta.