El pasado sábado 2 de abril y en el Castillo de San Romualdo veía la luz la nueva imagen Jesús de la Pasión en la Coronación de Espinas. Una imagen obra de Manuel Martín Nieto para nuestra ciudad y que ha sido realizada bajo la iniciativa de la asociación de fieles de Coronación de Espinas.

Según describió el propio escultor en la presentación, la escultura de Jesús coronado de Espinas es de tamaño natural y sedente, con el torso encorvado, el brazo izquierdo por encima del derecho, la mano izquierda sujeta la caña a modo de cetro, mientras que la derecha aparece relajada.

Va sentado en dos bloques de piedra, la pierna izquierda aparece más elevada en un escalón, mientras que la derecha está más adelantada, también es de madera de cedro toda la piedra donde va sentado.

El sudario también es tallado en el mismo bloque de madera, dorado y estofado con una cenefa en oro visto en relieve, el mismo ha sido diseñado por el maestro pintor Manuel Peña Suarez Arte que a la vez también ha decorado todo el sudario al temple, con un diseño exquisito y apropiado para la obra.

El dorado de todo el sudario y la cenefa estucada en relieve y rascada ha sido realizado por el dorador Pablo de Haro Hermosin, siendo esté el primer trabajo que dora solo en su nuevo taller.

Toda la policromía está realizada al óleo bajo veladuras y jugando con las heridas en relieve para darle más verismo a la pasión de nuestro señor, hay mucho trabajo en las policromías, muchísimo estudio para realzar al máximo la talla.

La corona de espina está tallada también en el mismo bloque de la cabeza, estando muy calada y dejando ver todo el cráneo y el cabello del señor.

Se ha añadido una cañaílla típica de San Fernando como detalle icónico de este magnífico municipio.