Un total de 460 efectivos de la Policía Nacional y la Guardia Civil integrarán el dispositivo de seguridad coordinado por la Delegación del Gobierno en Andalucía y la Subdelegación del Gobierno en Cádiz para “garantizar la normalidad y ofrecer tranquilidad” a ciudadanos y romeros durante la peregrinación de este año a la aldea almonteña del Rocío (Huelva) desde la provincia de Cádiz.

Así lo ha anunciado este sábado la Delegación del Gobierno en Andalucía tras una reunión mantenida en la Casa de la Hermandad del Rocío de Sanlúcar de Barrameda para ultimar los detalles del ‘Plan Rocío Seguro’ en la provincia gaditana.

En la reunión, a la que han asistido el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz; el subdelegado en Cádiz, Javier de Torre, mandos de Policía Nacional, Guardia Civil, hermandades y representantes de la Junta de Andalucía, se ha analizado la logística del plan de seguridad tanto para el camino de ida hacia la aldea, que discurrirá entre el 9 y el 11 de mayo, como para el camino de vuelta, que se hará entre el martes 17 y el jueves 19.

Antonio Sanz ha destacado que los 460 agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que participarán en este dispositivo suponen un incremento de un seis por ciento respecto al dispositivo del año pasado, a lo que hay que sumar las 65 personas destacadas por la Junta de Andalucía para tareas de Sanidad y Protección Civil dentro de su Plan Romero, por lo que el dispositivo de este año para Cádiz contará en su conjunto con 525 integrantes.

Sanz ha recordado que son once las hermandades que realizan la peregrinación al Rocío por la provincia gaditana; las de Cádiz, San Fernando, El Puerto, Puerto Real, Jerez, La Línea, Sanlúcar, Arcos, Chiclana, Chipiona y Rota, a las que se suma la de Ceuta —que realiza también el camino de Cádiz—, y a las que hay que añadir las asociaciones parroquiales de Guadalcacín y de San Roque.

Además, ha destacado que este ‘Plan Rocío Seguro’ en Cádiz se prepara desde hace meses para tratar de perfeccionar en lo posible el dispositivo, mediante reuniones de Policía Nacional y Guardia Civil con hermandades, asociaciones e instituciones. A dichas reuniones ha estado siempre invitada una representación de la Junta de Andalucía, a quien compete de modo preventivo el dispositivo sanitario y de Protección Civil.

Según ha explicado el delegado, en la referida reunión se ha puesto de manifiesto la importancia de que los integrantes de las hermandades “atiendan en todo momento las instrucciones de Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local de Sanlúcar, como vienen haciendo habitualmente”.

Guardia civil

El plan de seguridad contempla el despliegue de efectivos de todas las especialidades de la Guardia Civil, entre ellas Seguridad Ciudadana, Servicio de Protección de la Naturaleza, Agrupación de Reserva y Seguridad, Servicio Aéreo, Servicio Marítimo, Servicio Cinológico, Agrupación de Tráfico, Policía Judicial, Servicio de Información, Grupo Especial de Actividades Subacuáticas, Grupo de Apoyo en Tecnologías de la Información.

En concreto, la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz despliega a un total de 340 efectivos, entre los que se incluyen 112 agentes de Seguridad Ciudadana; 180 de la Agrupación de Tráfico y otros 48 agentes de especialidades de las distintas áreas del cuerpo (12 de helicópteros, 16 del GEAS y 20 de caballería).

Para realizar su cometido los agentes contarán con 66 vehículos ligeros, 68 motocicletas de Tráfico y otras 16 del Seprona, dos embarcaciones, diez caballos y un helicóptero.

Caravanas de vehículos

Respecto al discurrir de las hermandades, la DGT y los organizadores del dispositivo han puesto especial énfasis en que las caravanas de vehículos vayan agrupadas y coordinadas con los agentes de la Guardia Civil de Tráfico que les apoyen en el tránsito ante cualquier eventualidad.

Además de los 180 componentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil antes citados, colaborarán en el dispositivo de tráfico 25 funcionarios y personal técnico del Centro de Gestión del Tráfico del Suroeste, más otros diez funcionarios de la Jefatura Provincial de Tráfico de Cádiz, así como 20 operarios para el establecimiento de Medidas Especiales de Ordenación. Se contará, además, con el apoyo del helicóptero de la DGT.

Policía nacional

Por su parte, el Cuerpo Nacional de Policía dedicará 120 funcionarios al operativo. Para las tareas específicas de seguridad, el personal de la Comisaría de Sanlúcar —unos 35 efectivos, de uniforme y de paisano— se verá reforzado con el apoyo de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), así como con un grupo de la Unidad de Caballería de Sevilla hasta totalizar los 60 funcionarios.

Además, se cuenta con operativos en El Puerto de Santa María (40 policías) y con otros 20 agentes en servicios preventivos —para una primera atención en caso de incidencias a la salida de los romeros de sus respectivas ciudades— entre Cádiz, San Fernando, Rota, Jerez, La Línea y Algeciras.

Embarque en sanlúcar

La principal localidad afectada por la celebración del Rocío 2016 en la provincia de Cádiz es la ciudad de Sanlúcar de Barrameda, desde la que embarcan la práctica totalidad de hermandades de la provincia gaditana en su camino hacia la aldea rociera, a excepción de Algeciras, que se desplazará por autobús, y la de Ceuta, que tampoco cruzará por Sanlúcar.

En total, habrá desplegados en la zona de Sanlúcar de Barrameda 248 miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para controlar el embarque de los romeros, carretas y sin pecados con dirección al Coto de Doñana, lo que equivale al 54 por ciento de los medios empleados en el Plan Romero Seguro Cádiz 2016.

En este dispositivo también estará presente la Armada (Ministerio de Defensa), que desplaza hasta la desembocadura del río Guadalquivir dos barcazas de desembarco del Grupo Naval de Playas en las que se desplazarán visitantes, peregrinos a pie y vehículos que no pertenezcan a las hermandades.

La Capitanía Marítima de Sevilla (Ministerio de Fomento) será la encargada de coordinar con la concesionaria de las barcazas de Bajo de Guía el embarque, tránsito y desembarque de romeros y vehículos de peregrinos, estando al cuidado del cumplimiento de la normativa marítima y la coordinación con la Armada, aportando también una embarcación de Salvamento Marítimo (Ministerio de Fomento). También se ha previsto que cuatro técnicos de la Demarcación de Costas estén en la zona, por si fuera necesario reparar los socavones que dejan las barcazas en la orilla.

La concesionaria de las barcazas dispondrá este año de dos barcazas grandes (una para unas 104 personas y otra para unas 100) en cada caso. Se espera para este año una cifra muy parecida a la de otros años, es decir, en torno 10.000 peregrinos embarcando en Bajo Guía dirección al Coto de Doñana.

Ya en la zona de playa, será la Guardia Civil la que se ocupe de organizar las comitivas de romeros en el dispositivo de Embarque en Bajo de Guía, con efectivos en la propia playa de modo permanente, y con unidades del Servicio Marítimo, Tráfico, Tedax, Seprona, Caballería, Usecía, Grupo de Actividades Subacuáticas y un helicóptero, coordinado desde ambas comandancias de la Guardia Civil en la provincia.

Otros dispositivos

A estos dispositivos se une en Bajo de Guía el operativo organizado por la Junta de Andalucía de Sanidad, Protección Civil autonómica y Emergencias 112, integrado por 65 personas y que se coordinará con el resto del operativo a través del Cecop, que se instalará como cada año junto al Club Náutico de Sanlúcar.

Finalmente, también las policías locales de los diferentes municipios afectados por el tránsito de las hermandades intervendrán, con sus respectivos operativos, “a fin de que todo transcurra con normalidad y seguridad”.