La Hermandad de la Divina Pastora ha conmemorado en la jornada de este 1 de noviembre el XVII aniversario de la Coronación Canónica de su titular.

Entorno a las 12.30 horas daba comienzo la Solemne Función eucarística la cual estuvo presidida por el Rvdo. Padre Antonio Romero Padilla, párroco de San Martín de Tours, Carrión de los Céspedes de Sevilla. Dicha ceremonia estuvo acompañada musicalmente por el coro de la hermandad.

Al termino de la eucaristía se llevó a cabo la bendición de un cayado, unas potencias, sagrado corazón y ramillete de espiga de trigo y cala para el Divina Pastorcillo, todo ello donado por el grupo joven de la hermandad pastoreña y que ha sido realizado por María Belén Hernández Moreno, orfebre y perito sevillana bajo el diseño del joven y hermano de la hermandad Alfredo Martínez Pérez.

Durante toda la jornada, la imagen de la Divina Pastora se ha encontrado expuesto a veneración de los fieles y devotos. Ya a las 18.30 horas y para pone punto y final a esta jornada festiva en la hermandad, los más jóvenes llevaron a cabo el ejercicio de los siete Ave María que componen el dulce nombre y glorioso de la Divina Pastora.