El saetero isleño Manuel Lucas Vidal recibió, en la noche del lunes 7 de marzo, la distinción del Rosco de Oro que anualmente entrega la comisión constituida por un grupo de cofrades reunidos en torno a la Pastelería La Victoria, uno de los establecimientos isleños con más solera de la ciudad y que ya cumple 102 años de vida. Dos décadas lleva ‘La Victoria’ entregando este galardón, que premia a la persona, institución o entidad merecedora de él por su labor en favor de la Semana Santa isleña.

En esta ocasión, la comisión ha querido prestar especial atención a la «oración cantada», representada en el homenajeado, Manuel Lucas, un hombre que, como se dijo en el acto, cantó su primera saeta siendo cargador del paso de misterio de Nuestro Padre Jesús del Soberano Poder en Su Prendimiento. Faustino González-Lunaro, que dio lectura a la decisión de la comisión y a la justificación del acto, contó a todos quién es Manuel Lucas.

El receptor del Rosco de Oro 2016 nació en 1945 en la calle Comedias. Padre de siete hijos, es hermano de las hermandades de Cristo Rey, Caridad y Nazareno. Socio de las peñas Chato de La Isla y Camarón de La Isla, así como de los Antiguos Alumnos Salesianos (en cuya sede de la Alameda se celebra el acto de entrega de esta distinción),  actualmente es el director del coro flamenco de la peña Camarón de La Isla. Ha obtenido premios en distintos certámenes en Jerez, Cádiz, El Puerto de Santa María y San Fernando. En su faceta de cargador, además de haber portado al Prendimiento, también se ha metido bajo los pasos de la Virgen de la Esperanza del Silencio y Cristo Rey.

Uno de los momentos ‘sagrados’ de su Semana Santa es cuando canta la saeta dentro de la capilla de la Virgen de la Estrella el Domingo de Ramos, mientras el paso avanza en carrera para su salida. En este vídeo se le puede escuchar a partir del minuto 11’55»: https://www.youtube.com/watch?v=I_WicSyL5yg

En su Rosco de Oro no solo va el reconocimiento hacia su persona y su cante, sino como indicó el portavoz de la comisión, la labor que desempeñan las peñas Chato de La Isla y Camarón de La Isla con su defensa y el papel de ambas como escuela de saetas.

Precisamente en el acto se encontraba junto a Manuel Lucas la saetera isleña María del Carmen Roa Suárez. La joven cantaora tuvo palabras de cariño hacia el homenajeado, antes de que éste recibiera la insignia.

«Agradezco todo lo que están diciendo de mi persona esta noche. Que este año sirva para continuar premiando en el futuro a quienes lo merecen y quienes defienden todo lo que está ligado a la Semana Santa», dijo Manuel Lucas, que posteriormente cantó una saeta.

Juan Meléndez, presente

La comisión del Rosco de Oro ha sufrido una sensible pérdida recientemente y con ella el mundo cofrade isleño. El fallecimiento de Juan Meléndez Serván, exhermano mayor de la Hermandad de la Vera+Cruz, ha sido muy sentido en este grupo. «Siempre estará en nuestro corazón, trabajó con nosotros desde el principio y muchísimo», dijo Cristóbal del Águila, finalizando con una ovación de los asistentes.

El acto finalizó con las palabras del primer teniente de alcalde, Fran Romero, que citó los 102 años de La Victoria y su importancia en la Semana Santa con sus tradicionales roscos.